No hay casualidad

27 de abril de 2009




No hay casualidad
sino destino.
No se encuentra sino
lo que se busca
y se busca lo que
existe en lo más
profundo del corazón

Autor:Ernesto Sábato

AddThis Social Bookmark Button

Vínculos a esta publicación Email this post


Lo que las cadenas farmaceuticas ....le hicieron a los chilenos

19 de abril de 2009



Mientras la nueva guerra de las farmacias recién comienza en el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia, los consumidores pueden ahora, a la luz de los documentos aportados en su confesión por Farmacias Ahumada (FASA), ver cómo sus bolsillos perdieron en la colusión con Cruz Verde y Salcobrand. CIPER elaboró a partir de esos antecedentes un listado de medicamentos y las alzas que experimentaron. Además, entrega el sistema “muy planificado, casi matemático” utilizado para subir sincronizadamente los precios que reveló FASA en una minuta. Y desde tribunales, otra batalla entre Cruz Verde y FASA aporta otros datos que hacen más complejo el escándalo.


Por Francisca Skoknic, CIPER


La nueva guerra de las farmacias parece estar recién comenzando. La Fiscalía Nacional Económica (FNE) prepara con extremo sigilo las pruebas para el proceso que lleva a cabo el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), pero ya ha mostrado sus primeras cartas. El detallado requerimiento por colusión que presentó en diciembre contra Cruz Verde, Salcobrand y Farmacias Ahumada (FASA) da cuenta de que antes de la confesión de esta última el fiscal Enrique Vergara ya tenía bastante claro cómo habían operado las cadenas que concentran el 90% del mercado de venta de medicamentos en Chile para concertar sus alzas de precio.


Luego, ya con la colaboración de FASA, el tribunal recibió un completo reporte con los movimientos de precios en el período en que las cadenas se habrían coludido por intermedio de laboratorios: entre noviembre de 2007 y abril de 2008. Las fechas están enmarcadas por dos hechos importantes en esta trama. Antes de iniciarse la colusión, la guerra entre las empresas del rubro había llegado a su punto más álgido. Dejando de lado a Salcobrand, FASA y Cruz Verde se enfrentaban a muerte en el 17º Juzgado de Civil.


Fue en agosto de 2007 que los consumidores fueron bombardeados por una campaña publicitaria cuyo lema era “Desafío Cruz Verde, Precios Bajos sin Competencia”. En ella, Cruz Verde comparaba una lista de sus precios con los de FASA, concluyendo que éstos últimos eran mucho más caros. Indignada, su competidora la demandó por US$ 15 millones, acusándola de competencia desleal. El 6 de noviembre de 2007 el tribunal admitió una medida precautoria y ordenó cancelar la campaña. Coincidencia o no, por esa misma fecha FASA reconoce que comienza la colusión. Pese a que hay quienes consideran este hecho como el punto de partida, profesionales cercanos a ambas empresas lo dudan, pues la relación siguió siendo muy tensa, con millonarios gastos en estudios mientras el juicio avanzaba sin respiro, hasta hoy, cuando está a punto de fallarse.



El fin del acuerdo de colusión también habría sido gatillado por hechos externos a las compañías. Según el escrito presentado por la FNE, la concertación de precios sólo se detuvo en abril de 2008, luego de que la fiscalía citara a los gerentes generales y comerciales de las empresas involucradas para que declararan sobre las alzas de precios.


El cronograma según FASA


La confesión de FASA incluyó la entrega de una serie de documentos al TDLC. Además de los gráficos de precios que están disponibles en el sitio web del tribunal (Ver recuadro), la compañía entregó una minuta explicativa de las alzas de los precios. Como añade una fuente ligada a la compañía, es ahí donde se puede ver que todo fue “muy planificado, casi matemático” gracias a que los laboratorios transmitían la información entre las cadenas.


“El cronograma deja en evidencia que tal mecanismo de alza de precios resultó de una coordinación entre las tres cadenas de farmacias requeridas. En suma, tal mecanismo consistió en que, para una determinada lista de medicamentos, una cadena de farmacias (muy habitualmente Salcobrand) subía el primer día los precios del conjunto de los medicamentos de la lista; al segundo día, cada una de las otras dos cadenas de farmacias (habitualmente FASA y Cruz Verde) subía el precio de un subconjunto (cerca de la mitad) de los medicamentos de la misma lista; y al tercer día, estas otras dos cadenas subían respectivamente los precios del subconjunto de productos cuyos precios no habían alzado el día anterior. Esto daba por resultado que, habitualmente, al tercer día hábil, los precios se habían alineado al alza entre las tres cadenas. Este sistema, con ciertas variaciones, se aplicó en el período señalado por parte de FASA, Salcobrand y Cruz Verde para parte importante de los medicamentos identificados en el requerimiento de la FNE”, dice la minuta de FASA a la que CIPER tuvo acceso.


En la siguiente imagen, se puede ver cómo operaba en la práctica:



Siguiendo la argumentación pública de FASA, en cuanto a que los máximos ejecutivos no sabían de la colusión, una persona ligada a la empresa asegura que fue a la luz de dicho cronograma que se dieron cuenta de que sí estaban involucrados. De acuerdo a la misma versión, FASA había establecido una política de “seguidor de precio”, es decir, a través de distintos estudios igualaba a sus competidores. Sin embargo, como se puede apreciar en la línea 307 de la planilla Excel hecha por la compañía (Ver documento), hay ciertos precios que primero fueron subidos por FASA y luego imitados por la competencia, lo que demostraba que la empresa sí había liderado algunas de las alzas.



De acuerdo a la misma minuta, la información que sustenta los análisis de precios fue recopilada en base a las boletas de las otras cadenas de farmacias a partir de las encuestas ordinarias y extraordinarias, encuestas que fueron personales o mediante consultas telefónicas y se reflejaron en archivos de respaldo internos de FASA


Fasa también entregó gráficos de la evolución de los precios de los remedios en las tres cadenas. Algunos de los más importantes se pueden ver en la siguiente infografía presionando con el mouse el nombre del medicamento. En ellas se muestra en verde el “Precio de Venta al Público” (PVP) de Cruz Verde, en azul el de Salcobrand y con una línea roja el de Fasa:



Si bien Cruz Verde y Salcobrand han negado enfáticamente haber tomado parte en la colusión que confesó FASA, los documentos aportados por esta última no ayudan a ninguna de las tres compañías. En total, FASA identifica 298 alzas para 220 medicamentos, pues en algunos casos los precios subieron más de una vez. A partir de la información entregada por FASA sobre los precios encuestados en SalcoBrand y Cruz Verde, CIPER elaboró una nueva tabla en la que es posible seguir la evolución en el tiempo de cada uno de los medicamentos (Ver documento). Ahí se aprecia, por ejemplo, la evolución del anticonceptivo Marvellon-20 para pasar de $2.666 el 24 de diciembre a $8.749 el 25 de enero en Cruz Verde.



Breve colusión, grandes ganancias



Guillermo HardingEn su requerimiento ante el TDLC, la fiscalía cifró en $27.000 millones el monto de los ingresos brutos extras para las tres cadenas como producto de la colusión. Al desagregarlo por cadena, atribuyó $ 7.616 millones a FASA, $13.107 a Cruz Verde y $6.539 millones a Salcobrand. Este dato será relevante en tribunales a la hora de calcular eventuales compensaciones a los usuarios. Según una fuente ligada a una de las compañías, el cálculo de la FNE es extremadamente exagerado.


Si la FNE estuviera en lo cierto, estaríamos hablando no sólo de mucho dinero, sino de montos que pueden resultar clave en un momento difícil para la industria producto justamente de la guerra de precios.


FASA es la única de las tres cadenas que está en bolsa y sobre la que se tienen antecedentes públicos. Durante 2008, sus ganancias cayeron en 90,9% debido una reestructuración administrativa y a que debió financiar el aumento de su participación en su operación en México. En total, FASA obtuvo $732 millones en utilidades, una décima parte de lo que la FNE le atribuye como ingresos gracias a la colusión.


Su competidora Cruz Verde tampoco tuvo un buen año. De acuerdo a las declaraciones de Guillermo Harding a El Mercurio, “el resultado fue negativo en 2007 y en 2008 fue de apenas un 0.5%”.



Documentos PDF:

Resumen de la encuesta que realizó la FNE sobre Cruz Verde y SalcoBrand



Vea también:

Efedrina: El otro dolor de cabeza de Cruz Verde

El incómodo momento que vivió Piñera por su participación en FASA

Las farmacias y la ética social

Escaso control de medicamentos (I): El riesgo que corren los pacientes de hospitales

Escaso control de medicamentos (II): Las nuevas reglas en las compras públicas









Articulo aparecido en :
  • Ciper Chile

  • Autora: Francisca Skoknic, CIPER

    AddThis Social Bookmark Button

    Vínculos a esta publicación Email this post


     
    Todos los derechos reservados Luunn@,Santiago de Chile 2009